V Jornada Astronómica Peralvillo

La noche del 10 al 11 de agosto se celebró la V Jornada Astronómica de Peralvillo, que organizada por la Agrupación Astronómica de Miguelturra, contó con la colaboración de los vecinos de la localidad y con el patrocinio del Ayuntamiento de Miguelturra y la Obra Social de la Caixa.

Inicialmente prevista para el sábado 27 de julio, debido a la meteorología adversa tuvo que ser aplazada al citado fin de semana para su realización. Y aunque este cambio inesperado obligó a que el evento quedara fuera de las fiestas que la localidad celebra con motivo de la Virgen Blanca, ello no supuso menor asistencia por parte de las personas interesadas en la actividad. Ya el día originalmente programado acudió bastante gente y, llegada la fecha en la que finalmente se pudo llevar a cabo la misma, las estimaciones rondaron los 80 asistentes más los componentes de la Agrupación y sus familiares.

El emplazamiento elegido para la observación fue el mismo de ocasiones anteriores: un camino a las afueras de la localidad, que reúne unas condiciones aceptables y no queda demasiado lejos de la misma, con lo cual prácticamente todas las personas se desplazaron andando cómodamente hasta allí, dando un pequeño paseo y dejando el coche en el pueblo.

Apartado de la carretera y en mitad de una elevación entre los cultivos, este lugar es suficientemente oscuro para facilitar la observación astronómica, a pesar de que los núcleos de población circundantes, especialmente Ciudad Real al sur, con su alumbrado urbano generan cierta contaminación lumínica que resta calidad visual a la observación astronómica. Lamentablemente, esta circunstancia es habitual en nuestra geografía, ya que las administraciones en muchas ocasiones no son conscientes del valor natural que supone la contemplación del cielo nocturno. Afortunadamente por otro lado, se va tomando conciencia de esta circunstancia y de qué ‘iluminar más no es iluminar mejor’; por ello se están reemplazando luminarias antiguas por otras debajo consumo -la crisis en esto ha ayudado- tal y como reclamaban colectivos ecologistas y astronómicos.

Pero volviendo a nuestra actividad, decir que comenzó con una reseña cronológica de la Agrupación, desde su inicio allá en 1996 hasta la nueva etapa que comenzó en 2012 con una ‘campaña’ de captación de socios que se ha traducido en un incremento de los mismos hasta los cerca de 15 miembros en la actualidad. Compañeros jóvenes y preparados que darán continuidad a las actividades de la misma.

A través de los cinco telescopios de todo tipo instalados, la observación en sí comenzó por el planeta Saturno y sus anillos, pasándose después a un recorrido por las constelaciones del cielo de verano y posteriormente se fueron visualizando objetos de todo tipo: nebulosas, estrellas dobles, cúmulos, etc., que despertaron el interés de todos los participantes. Incluso como pequeño ‘experimento’ que no es habitual en este tipo de actividades, se realizaron tomas fotográficas de larga exposición para la captación de imágenes de objetos remotos y su procesado in situ en un ordenador portátil.

Para terminar, como curiosidad decir que al ser prácticamente coincidentes en el calendario, esa noche se pudieron observar numerosas estrellas fugaces pertenecientes a las llamadas ‘Perseidas’ sorprendiendo a los participantes. 

Aprovechando la ocasión, a todos ellos se les informó que la siguiente cita con la Astronomía, será en Miguelturra en los primeros días del mes de octubre.

Una vez más, fue una jornada amena y participativa, ya que grandes y pequeños aprovecharon para aprender, contemplar y disfrutar de las maravillas del Universo.